Canal de Panamá Conformación del Canal
 

1 El Corte Gaillard

Más que cualquier otro tramo del Canal, el Corte Gaillard, con sus 13 km de largo, de la impresión de ser una gigantesca zanja; la programación del tráfico por este trecho y por las esclusas constituye el aspecto más crítico de la compleja tarea del paso por el Canal de Panamá.

En una travesía desde el Atlántico, luego de subir tres escalones en las Esclusas de Gatún hasta el nivel del lago del mismo nombre a 26 m sobre el nivel del mar, la nave entra al Corte Gaillard en la confluencia del Chagres y el cauce del Canal de Gamboa. Poco antes de llegar a las Esclusas de Pedro Miguel, a la izquierda se pasa de Cerro de Oro, el promontorio más alto en todo el Canal, a unos 205 m sobre el nivel del mar. En la ribera opuesta está el Cerro del Contratista, cuyos originales 125 metros fueron reducidos a 110 m para mejorar su estabilidad.

El cauce navegable del Corte Gaillard fue originalmente excavado con un ancho de 91 m. Entre 1930 y 1940, la recta que está inmediatamente al norte del Cerro de Oro fue ensanchada a 152 m para permitir que se pudiera cruzar allí dos buques grandes en tránsito. Entre 1957 y 1971, el resto del Corte fue ensanchado a 152 m. Hoy día el mayor proyecto de mejoras a la capacidad del Canal lo constituye el programa de ensanche del Corte Gaillard; ensancharlo y enderezarlo a un mínimo de 192 m en las rectas y un máximo de 223 m en las curvas permitirá un paso virtualmente irrestricto en dos vías a todas las naves que cruzan el Canal.

Calculado en más de 200 millones de dolares, el programa de ensanche es financiado como parte de los programas regulares de capital y operaciones de la organización del Canal y avanza satisfactoriamente. La Junta Directiva de la Comisión del Canal ha aprobado un multimillonario plan de modernización y mejoras que adelantará la culminación del ensanche entre los años 2003 y 2005, lo que garantiza que el Canal pueda ofrecer un servicio de alta calidad hasta bien entrado el siglo XXI.

2 La Cuenca Hidrográfica del Canal

Tan importante como su diseño fue el escogimiento de la ubicación donde se construyó el Canal, en la sección central del Istmo de Panamá, por donde fluían las aguas del Chagres. El alto régimen de precipitación del área, las elevaciones del terreno -que propician el desplazamiento de las tormentas a todo lo largo de la cuenca, permitiendo un mayor provecho de las lluvia- y la cobertura y extensión del área boscosa, han provisto al Canal de su más vital recurso: el agua.

Su disponibilidad para el tránsito seguro que las naves es imprescindible en la operación del Canal. Para tal fin fue creado el Lago Gatún, uno de los lagos artificiales más grandes del mundo, que ocupa 43,000 hectáreas en un sitio próximo a las esclusas que llevan su nombre. Tanto el lago como su represa se construyeron por un proceso de acumulación de aguas del Río Chagres que duró desde 1910 hasta 1914.

En 1931 se iniciaron los trabajos de construcción de la Represa de Alhajuela (o Madden), los cuales finalizaron en 1939 creando el lago del mismo nombre. Gran parte de la energía eléctrica con que funciona el Canal es generada por las represas de Gatún y de Alhajuela. Para complementar la generación hidroeléctrica se han instalado plantas auxiliares alimentadas por bunker y diesel. La cuenca del Canal de Panamá abarca unas 326,000 hectáreas cuyos suelos mantienen tres zonas de vida: Bosque Húmedo Tropical, Bosque Muy Húmedo Premontano y Bosque Pluvial Premontano.

Los lagos artificiales de Gatún y Alhajuela, que cubren 48,000 hectáreas de la cuenca, reciben el aporte de los Ríos Gatún, Trinidad, Ciri Grande, Chagres, Pequení y Boquerón, antiguos afluentes del Chagres, que nacen en la cordillera limítrofe con las provicias de Panamá y Colón a 30 km de Punta San Blas y desembocan en el Caribe. Las áreas en la cuenca hidrográfica del Canal de Panamá actualmente protegidas por la ley incluyen cuatro parques y un monumento natural: a) Parque Natural Chagres, b) Parque Nacional Soberanía, c) Parque Nacional Campana, d) Monumento Natural de Barro Colorado.

3 Las tres Exclusas

Las esclusas, comenzaron a construirse en 1909 junto con las compuertas y cámaras, alcantarillas y enormes válvulas que dan paso al agua proveniente de los lagos. Para sellar las cámaras, en cada una de ellas hay juegos de dos compuertas de 19,81m de ancho y 2,13m de espesor; su altura depende de su localización en el Canal, variando de 14,43 hasta 25m, y su peso oscila entre 457 y 790 toneladas.

Las esclusas solo dan acceso a las naves por medio de sus gigantescas compuertas: las mas grandes miden 25m de alto. Si bien cada hoja de ellas pesa hasta 790 toneladas, su diseño permite que floten parcialmente y se abran o cierren con un motor de cuarenta caballos de fuerza.

El operador de la caseta de control cierra las compuertas de las esclusas y luego abre las válvulas gigantes que controlan el flujo del agua. Los indicadores muestran la posición de las compuertas y válvulas y el nivel del agua en cada cámara de las esclusas. Toma unos ocho minutos llenar la cámara para elevar el barco, que la locomotora de remolque mantiene en el centro durante su tránsito por ella.

Al igualarse el nivel de las cámaras alta y baja, las compuertas se abren y el barco pasa a la siguiente cámara; cada cámara de las esclusas tiene una capacidad de 250 millones de litros de agua y para cada paso completo se requiere unos 197 millones de litros. La dimensión de las naves tiene un efecto sobre su tiempo de tránsito por las esclusas: los barcos que se aproximan a los 32.1m de manga (ancho) hacen un esclusaje más lento.

4 Los puertos de Balboa y Cristóbal

Al iniciar los trabajos del Canal, los norteamericanos desarrollaron una intensa actividad en los puertos terminales, que han sido una gran fuente de empleo para miles de panameños. Así, transformaron el antiguo puerto francés de La Boca, sobre el Pacífico, en una moderna facilidad que primero llamaron Ancón y, desde 1909, Balboa; el puerto de Aspinwall, que los franceses construyeron en Colón, lo convirtieron en el actual Cristóbal.

Con una longitud de atraque de más de 2,000m, diez muelles y más de 500 empleados, el Puerto de Balboa atiende desde petroleros y barcos de carga a granel hasta pequeñas embarcaciones de cabotaje, y cruceros. Este puerto da servicio a las naves turísticas que hacen la travesía hasta la Isla de Taboga y Contadora. Las principales actividades del Puerto de Cristóbal es la atención de carga internacional destinada a la Zona Libre de Colón, para la cual cuenta con amplios depósitos. En Cristóbal y Balboa, además, se abastecen las naves que cruzan el Canal.

5 Instalaciones y Servicios del área del Canalera

Al reanudar las excavaciones del Canal, los norteamericanos desarrollaron para sus obreros y empleados administrativos un bien trazado plan de "ciudad-jardín" que originó las comunidades de Balboa, Ancón, Paraíso, Gamboa, Diablo, Pedro Miguel y Cocolí en el Pacífico, y Margarita y Cristóbal en el Atlántico, dotadas de sitios de recreación, templos religiosos, centros sociales y académicos, etc.

Del período del Canal francés quedaban en el área otros restaurantes, campos de juego y los "comisariatos": grandes almacenes de víveres y otros productos de consumo básico. Desde 1914 se establecieron en el sector agencias de bancos norteamericanos para dar servicio a los usuarios y a los empleados del Canal. En 1915, los norteamericanos inauguraron la planta potabilizadora de Miraflores, que se nutre del agua cruda del Río Chagres, almacenada en el Lago Gatún y cuya producción diaria surte el sector Pacífico del área canalera y parte de la ciudad de Panamá.

Esta agua cruda es tratada mediante un proceso de purificación que la hace inodora, incolora e insípida, libre de bacterias, gérmenes patógenos, algas y residuos. También se le añade fluoruro que ayuda a prevenir las caries dentales. En el sector Atlántico funciona otra planta de características similares: la Potabilizadora de Monte Esperanza (Mount Hope) que suple de agua potable a la ciudad de Colón y comunidades aledañas. El agua producida por ambas plantas potabilizadoras tiene la reputación de ser la mejor agua potable del mundo. Con el intenso movimiento que adquirió la región a raíz de las obras canaleras, en la provincia de Colón se erigieron la edificación denominada Aspinwall House y el Hotel Washington, que aún funciona.

Frente al Palacio Legislativo funcionó, hasta la década del sesenta, el Hotel Tívoli, que alcanzó gran prestigio en una época en que Panamá recibía visitantes de grandes recursos económicos. Para comunicar por tierras las márgenes de la vía acuática, desde 1923 las autoridades de la Zona del Canal brindaron el servicio de ferries o lanchones para el transporte vehicular, que se amplió y modernizó en 1931, cuando fueron incorporados al servicio los ferries "Presidente Roosevelt", "Presidente Amador" y "Presidente Porras". A inicios de los años 30 se instalaron estaciones de radio en la Zona del Canal.

En esa década, en el área donde desemboca el Río Curundú se construyó la base militar de Albrook Field, cuyo aeropuerto, ante las limitaciones del de Paitilla, sirvió de puerto natural de navegación aérea de quienes llegaban o salían del país. En Albrook funcionó además una escuela de adiestramiento para pilotos hispanoamericanos. En 1937 se construyó la carretera Transísmica entre Panamá y Colón; a partir de 1942, se comenzó a usar el puente giratorio de Miraflores, como vía alterna al ferry. En 1939, Estados Unidos estableció la base militar de Río Hato, que también fue dotada de un moderno aeropuerto. Actualmente, en el área del Canal funcionaban diez bases militares responsables de la defensa de la vía acuática: Albrook, Fuerte Amador, Fuerte Clayton, Fuerte Davis, Isla Galeta Base Naval, Howard (aérea), Fuerte Kobbe, Quarry Heights, Rodman (naval) y Fuerte Sherman. Además, Panamá sirve de centro de operaciones al Comando Sur, que es responsable de las operaciones militares de los Estados Unidos en América Latina.

En 1956 comenzó a operar la primera señal de televisión que hubo en Panamá: el Canal 8 de las fuerzas armas norteamericanas. En 1962 se inauguró el "Puente de las Américas", paso clave en la unión de Alaska con la Patagonia a través de la Carretera Panamericana. La obra, realizada a un costo de 20 millones de dolares, tiene 1,653m de largo de estribo a estribo y un punto máximo de elevación a 117m sobre el nivel del mar. Una excelente infraestructura cultural de la Comisión del Canal la constituye su biblioteca, el Centro de Recursos Técnicos, cuya "Panama Collection" es quizás el más valioso compendio de documentos, mapas y fotos de Panamá y su Canal.